Archive for the ‘El paradigma del “Enfoque cognitivo”’ Category

Las teorías implícitas como unidades organizativas del conocimiento social

Aprendizaje, El contexto como escenario: construyendo el conocimiento social, El enfoque cognitivista, El innatismo con el constructivismo, El paradigma de “La pedagogía liberadora”, El paradigma del “Enfoque cognitivo”, Inteligencia lógico-matemática, Inteligencias Múltiples, La actividad escolar como unidad de análisis, La educación, La enseñanza por medio de la resolución de problemas, Las necesidades del profesor, Las unidades de análisis de aprendizaje escolar, Modelo de educación que se centra en los efectos:, No se puede obligar a aprender, Paradimas y enfoques de la educación, Sobre la modularidad de la mente infantil, Teoría del procesamiento de la información, Teorías de la educación, Teorías del aprendizaje bajo análisis | Posted by admin
Aug 10 2010

Los modelos de estados, dejan una enseñanza de universalismo, gracias a la cual podemos reconocer el modo en que los seres humanos conocen. Los contextualistas neovigotskianos, nos dejan un escenario de construcción de la realidad en donde puede reconocerse un entramado de personas, tareas y actividades con significado cultural y por último, los modelos de dominios, pone de manifiesto que el estilo humano de conocimiento aparece muy tempranamente en dominios específicos de conocimiento conformado.

Pero a su vez, los modelos de etapas describen cambios demasiado genéricos, los contextualistas, por el contrario, corren riesgo de dejarse sesgar por lo espisódico haciendo difícil la extracción de regularidades y finalmente, los modelos de dominios realizan una excesiva fragmentación del conocimiento en la que se pierde el enfoque general.

Las teorías implícitas suponen un conjunto organizado de conocimiento sobre el mundo físico o social y se manifiestan como una red más o menos interconectada de conceptos. Sin embargo, parece evidente que su grado de organización dista mucho de ser comparable a las teorías científicas.

La perspectiva de las teorías implícitas, permite analizar los procesos evolutivos del cambio de conocimiento de modo amplio ya que le añaden una nueva dimensión. La clave del progreso en cada dominio está en la capacidad de acceder de modo conciente al contenido de las representaciones, flexibilizando su uso. Ello es posible cuando cuando las funciones adquieren la doble representación: conocimiento y creencia. Estos dos niveles funcionales no se diferencian por su contenido sino por responder a diferentes necesidades.

Reconocer el carácter ajustado y sensible de las representaciones ante las necesidades y metas del individuo, teniendo en cuenta las características de la situación, lleva consigo metas mucho más dinámicas y flexibles de éstas. Así, las teorías implícitas no se almacenan como tales sino que son el resultado de procesos de activación de síntesis de conocimiento y de creencias que se elaboran en la respuesta de ciertas demandas.

Según Kamiloff-Smith, la doble función de representación, se produce en todos los dominios de acuerdo a la siguiente secuencia:

Nivel UNO: Inductivista

Las representaciones se codifican como procedimientos eficientes que se activan en respuesta a determinados estímulos externos. Estas se añadas unas a otras sin intentos de organización.

Nivel DOS: Teoricista

Las representaciones codificadas en el nivel anterior (procedimientos) se redescriben siguiendo nuevos códigos como el espacial, el temporal, el cinestésico o el lingüístico. Esta dinámica aglutina teorías dando lugar a un sistema de creencias. No se trata de representaciones accesibles a la conciencia, pero ya pueden ser utilizadas en otras partes del sistema cognitivo.

Nivel TRES: Metacognitivo

Supone un nivel más elevado de reescritura de las representaciones: todos los códigos deben confluir en el lingüístico. Así, las representaciones pueden llegar a la conciencia y ser verbalizadas.

Cabe señalarse que si bien estos niveles son recurrentes en todos los dominios, no son etapas en el sentido tradicional en tanto no están asociadas a grupos etarios.

Bibliografía

RODRIGO, M. J. (1994), “Etapas, contextos, dominios y teorías implícitas en el conocimiento escolar”, en: Contexto y desarrollo social, Síntesis, Madrid, pp.21-43.

El docente

El contexto como escenario: construyendo el conocimiento social, El enfoque cognitivista, El innatismo con el constructivismo, El paradigma de “La pedagogía liberadora”, El paradigma del “Enfoque cognitivo”, La actividad escolar como unidad de análisis, La educación, Las necesidades del profesor, Las unidades de análisis de aprendizaje escolar, Modelo de educación que se centra en los efectos:, Paradimas y enfoques de la educación, Sobre la modularidad de la mente infantil, Teorías del aprendizaje bajo análisis, Uncategorized, ¿Cómo se llega al diagnóstico de fracaso escolar?, ¿Es compatible el innatismo con el constructivismo? | Posted by admin
Aug 09 2010

Si el profesor no es comprensivo, difícilmente podrá ayudar a un alumno bloqueado. El profesor debe tener la sensibilidad suficiente como advertir hasta dónde ha llegado el alumno para entender como guiarlo a destino.

Un docente que se identifica con el alumno, acaba proyectando sus deseos en él, entonces el miedo al fracaso puede paralizarlo. Es preferible desear el éxito del alumno antes que necesitarlo.

En algunos casos, el profesor evita el éxito del alumno simplemente porque necesita a quien enseñar. Y no se trata de una necesidad meramente económica, puede ser una necesidad emocional.

¿Cómo puede un profesor servir de ayuda, entonces? Puede actuar como un director, guiando un curso en particular, creando situaciones o diseñando secuencias de experiencias. O puede actuar como entrenador, dirigiendo las consecuencias de la acción por medio de la recompensa y el castigo.

Aprendizaje congnitivo

El enfoque cognitivista, El paradigma del “Enfoque cognitivo”, Uncategorized | Posted by admin
Aug 09 2010

Las teorías cognitivas tienen su principal exponente en el constructivismo [Bruner, 1966,Piaget, 1969,Piaget, 1970]. El constructivismo en realidad cubre un espectro amplio de teorías acerca de la cognición que se fundamentan en que el conocimiento existe en la mente como representación interna de una realidad externa [Duffy and Jonassen, 1992]. El aprendizaje en el constructivismo tiene una dimensión individual, ya que al residir el conocimiento en la propia mente, el aprendizaje es visto como un proceso de construcción individual interna de dicho conocimiento.

Por otro lado, este constructivismo individual,  y basado en las ideas de J. Piaget se contrapone a la nueva escuela del constructivismo social. En esta línea se basan los trabajos más recientes de [Bruner, 1990] y también de [Vigotsky, 1978] que desarrollan la idea de una perspectiva social de la cognición que han dado lugar a la aparición de nuevos paradigmas educativos en la enseñanza por computador, como los descritos en [Koschmann, 1996,Barros, 1999].

Otra de las teorías educativas cognitivistas es el conexionismo.   El conexionismo es fruto de la investigación en inteligencia artificial, neurología e informática para la creación de un modelo de los procesos neuronales. Para las teorías conexionistas la mente es una máquina natural con una estructura de red donde el conocimiento reside en forma de patrones y relaciones entre neuronas y que se construye mediante la experiencia . En el conexionismo, el conocimiento externo y la representación mental interna no guardan relación directa, es decir, la red no modeliza o refleja la realidad externa porque la representación no es simbólica sino basada en un determinado reforzamiento de las conexiones debido a la experiencia en una determinada situación.

El paradigma del “Enfoque cognitivo”

El paradigma del “Enfoque cognitivo”, Uncategorized | Posted by admin
Aug 09 2010

En los últimos 30 años, las tendencias cognitivas en su conjunto han contribuido a un entendimiento multidisciplinario de la mente y de la cognición en general. Su diversidad teórica y metodológica ha sido un punto fundamental para enriquecer los avances abarcando estudios que van desde una célula nerviosa, hasta una red neuronal; desde un individuo hasta los grupos sociales, en donde el lenguaje, la organización social y la cultura juegan roles fundamentales. A mediados de los años cincuenta, un conjunto de investigadores de distintas disciplinas (filósofos, lingüistas, psicólogos, computólogos, antropólogos, sociólogos y neurocientíficos descubrieron que tenían un interés común en un conjunto de premisas encaminadas todas hacia la interpretación del funcionamiento del cerebro: ¿cuál es la naturaleza de la inteligencia? ¿qué mecanismos biológicos y computacionales apoyan esta actividad? ¿cuál es el rol del medio ambiente -cultural, físico y social- en el proceso de adquisición de conocimiento? ¿cuál es el papel del aprendizaje, la adaptación y el desarrollo en el desarrollo del comportamiento cognitivo? La forma más adecuada de responder a todas las interrogantes fue a través de investigaciones multidisciplinarias e integradoras en donde se tendieran puentes entre distintos puntos de vista y se generaran nuevos paradigmas. Según Thagard (1996) los estudios actuales se han centrado en el entendimiento de las representaciones mentales asociándolos con procedimientos computacionales (CRUM= Computacional Representational Understanding of Mind).